17 abril, 2024
infocomunas.com.ar
ECONOMIA

La Ciudad presentó el costo de vida de agosto 

Según informa la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, una familia tipo en la Ciudad necesitó $121,159 para no caer en la pobreza durante agosto, mientras que $186,136 fueron necesarios para acceder a la clase media.

La Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires presentó cifras que arrojan luz sobre los gastos necesarios para mantener un nivel de vida aceptable en la capital. Durante el pasado mes de agosto, el Índice de Precios al Consumidor porteño (IPC-CABA) experimentó un aumento del 6,2%, lo que contribuyó a una acumulación del 53,0% en los primeros ocho meses del año. Además, el indicador reflejó un incremento interanual del 74,6%, situándose 5,4 puntos porcentuales por encima del mes anterior.

En este contexto, una familia estándar compuesta por dos adultos y dos niños que resida en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires tuvo que contar con $121,159 para evitar caer en la línea de pobreza durante el mes de agosto. Por otro lado, alcanzar el estatus de clase media requeriría $186,136 en este mismo período.

Los expertos que llevaron a cabo este análisis señalaron que “durante agosto, el IPCBA experimentó variaciones principalmente debido a aumentos en las siguientes categorías: Alimentos y bebidas no alcohólicas, Salud, Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, Restaurantes y hoteles, Transporte y Equipamiento y mantenimiento del hogar, que en conjunto explicaron el 71,2% del aumento del Nivel General”.

En cuanto a los incrementos mensuales más destacados, los alimentos y bebidas no alcohólicas mostraron un promedio de aumento del 7,1%, contribuyendo con 1,25 puntos porcentuales a la variación mensual del IPCBA. Dentro de esta categoría, los impulsores principales fueron Pan y cereales (7,1%), Leche, productos lácteos y huevos (7,5%), Verduras, tubérculos y legumbres (11,4%) y Carnes y derivados (4,0%).

Por su parte, el rubro “salud” experimentó un alza del 9,0%, influyendo en 0,80 puntos porcentuales debido a ajustes en las cuotas de medicina prepaga 4 y, en menor medida, al incremento en los costos de los medicamentos.

En lo que respecta a los gastos habituales relacionados con vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles, se registró un aumento promedio del 4,2%, con una influencia de 0,70 puntos porcentuales en el nivel general. Esto se debió principalmente a las subas en los precios de los alquileres, seguido por los incrementos en los valores de los gastos comunes de vivienda.

Los gastos relacionados con restaurantes y hoteles también aumentaron en un 5,5%, contribuyendo con 0,60 puntos porcentuales, resultado de incrementos en los precios de los alimentos preparados en restaurantes, bares y establecimientos de comida.

El transporte, por su parte, experimentó un aumento promedio del 5,1%, con una influencia de 0,53 puntos porcentuales. Esto se debió al aumento en el valor del boleto de colectivo urbano, combinado con las alzas en los precios de los automóviles.

Finalmente, la categoría de equipamiento y mantenimiento del hogar experimentó un aumento del 8,3%, influyendo en 0,53 puntos porcentuales. Esto se debió a incrementos en las remuneraciones del personal de servicio doméstico, y en menor medida, a los aumentos en los valores de los productos de limpieza.

Las demás categorías también tuvieron un impacto positivo en el nivel general, aunque de menor envergadura.

Related posts

La Legislatura aprobó una serie de medidas para aliviar el bolsillo de los porteños

Ciudad devuelve $11.000 millones de impuestos cobrados a través de tarjetas de crédito

Descenso del valor de propiedades en la Ciudad durante la pandemia