3 marzo, 2024
infocomunas.com.ar
INTERÉS GENERAL

Jacarandá: el color inflamable de septiembre

El árbol nativo de Salta ,Jujuy y Tucumán aunque también distribuido en Entre Ríos, ilumina todos los septiembres la Ciudad.Uno de los atractivos más lindos que tenemos pero que pocos conocen de donde proviene y como se mantiene. Lee esta nota y entérate porque es característica de Bs As.

Si bien es característica de la Ciudad de Buenos Aires también suele ser común de otros país como Paraguay y Uruguay.

Según los especialistas los índigenas lo llamaban “tarco” que luego degeneró en “jarandas” cuyo origen es guaraní.

La floración más llamativa se produce sobre las ramas desnudas de hojas, en primavera. Las copas se cubren de corolas de un tono difícil de definir –entre celeste y lila–, que cambia según la mirada, la luz del momento, el fondo del cielo azul o encapotado y la expresión de los genes de cada ejemplar (porque las hay de color más intenso, casi azul violáceo).

Existen también raros ejemplares de flores blancas. Los jacarandás se caracterizan por tener corola gamosépala (pétalos unidos), con un solo plano de simetría. Las flores se agrupan en panojas terminales erguidas. Tienen de 3 a 5 cm de largo y forma de tubo, con una pequeña curvatura.

Pero no todo es alegría.Tengamos en cuenta que las mismas además son polinizadas por insectos y picaflores lo que hacen que generen alergias en esa temporada más que en todo el año.

Durante el verano aparecen de forma esporádica otras floraciones, que pueden sucederse hasta el otoño. Las inflorescencias, ahora bien demarcadas entre el follaje, cobran otro aspecto. Durante el otoño, el follaje se mantiene con un color más opaco y va raleando hasta que, hacia fines del invierno o principios de la primavera, amarillea y cae.

Florencia Cesio – Jardín

Cuando están maduros, los frutos se abren y sueltan innumerables semillas livianas, rodeadas por un borde alado

Florencia Cesio – Jardín

El género Jacaranda comprende cerca de 50 especies, de las cuales cuatro son nativas de la Argentina. Pertenecen a la familia botánica de las bignoniáceas, de la cual hay muchas y atractivas especies en nuestra flora nativa, como los lapachos (Handroanthus spp.), árboles a los que suceden en floración; la tecoma (Tecoma stans); y numerosas y bonitas trepadoras, como la uña de gato (Dolichandra unguis-cati), la sacha huasca (Dolichandra cynanchoides), la lluvia de fuego (Pyrostegia venusta), la dama del monte (Bignonia callistegioides, antes Clytostoma callistegioides), la Bignonia binata.

Otro jacarandá nativo es el Jacaranda cuspidifolia, conocido como Paraparay, originario de Salta y Tucumán, de hojas más cortas, de 20 a 30 cm de largo, y sus flores son de un color parecido. Alcanza de 4 a 12 m de altura.

Si bien es verdad que muchas ciudades argentinas lo poseen la forma en la que están distribuidas en la Ciudad de Buenos Aires hacen que su belleza resalte y sean unas de las características de la Avenida 9 de julio, por ejemplo.

Related posts

Rincones porteños para conocer caminando

Récord de temperatura y más de 40 mil viviendas sin electricidad

La línea 132 extiendió su recorrido e ingresa al Barrio 31