3 marzo, 2024
infocomunas.com.ar
INTERÉS GENERAL

Las transformaciones de Milei y el sector inmobiliario: ¿es recomendable adquirir ahora o aguardar?

El año 2024 se vislumbra como un periodo crucial para el mercado inmobiliario argentino. Después de una fase prolongada de incertidumbre y desafíos económicos, el sector se encuentra inmerso en un proceso de recuperación que promete renovar la confianza general.

La proximidad de la asunción del presidente electo Javier Milei ha inyectado confianza y dinamismo, generando un impacto destacado en los días previos a su toma de funciones.

Los expertos del sector señalan que esta coyuntura influye en las decisiones de aquellos con ahorros disponibles, quienes consideran invertir en propiedades durante este periodo de cambios políticos y económicos.

¿Qué recomiendan los expertos y qué opciones resultan más convenientes para aquellos que buscan confiar en el ladrillo, ampliar su espacio habitable o esperar?

Diego Migliorisi, corredor inmobiliario, abogado y analista político, destaca que “se observa un panorama más optimista en la ciudad de Buenos Aires. Las consultas han aumentado notablemente, especialmente para inmuebles familiares destinados a vivienda permanente. También se ha incrementado el interés en terrenos para edificar. Tanto compradores como vendedores muestran una mayor expectativa”.

Si las variables macroeconómicas comienzan a estabilizarse, podría inaugurarse una etapa muy positiva tanto para el mercado inmobiliario como para la construcción.

El declive en los precios ya no parece significativo; las valuaciones se han sincerado y solo experimentan una leve reducción en el precio final de cierre de las transacciones inmobiliarias, en el juego dinámico de oferta y demanda. Actualmente, aquellos con ahorros disponibles están capitalizando los precios de oportunidad, que disminuyeron más del 40% en la ciudad de Buenos Aires durante los últimos cuatro años.

Sandra Zanelli, de C21 Guerra-Zanelli, asegura que “la expectativa por la asunción del nuevo presidente es muy alta, aunque, como sabemos, Argentina es impredecible. Lo que sí sabemos es que el mercado inmobiliario viene consolidándose desde hace varios meses. Como dato destacado, en octubre se realizaron 4.559 escrituras de compraventa en CABA, una cifra que se sitúa entre las mejores de los últimos años, con un aumento acumulado del 53,3% en comparación con el nivel de un año anterior”.

Desde el ámbito del Real Estate porteño advierten que están presenciando un mercado activo después de un prolongado letargo.

“Usuarios finales e inversores que estaban en espera están tomando decisiones de compra, ya que observan que los precios se mantuvieron estables y perciben un posible repunte para 2024″, indica Francisco Altgelt, de Altgelt Negocios Inmobiliarios.

Tipos de inmuebles con más interés

Según Migliorisi, los compradores están optando por adquirir propiedades para uso propio, excluyendo la intención de ponerlas en alquiler. “Esta tendencia abarca desde unidades familiares más pequeñas hasta propiedades más grandes de 1, 2, 3 y hasta más ambientes. Aquellos que esperaban el momento adecuado para mudarse ahora ven que es oportuno para hacerlo”, comenta.

Las viviendas, tanto usadas como a estrenar, que se adquieren varían entre USD 90.000 y USD 200.000 en barrios porteños como Palermo, Villa Crespo, Caballito, Almagro, Barrio Norte, Chacarita, Saavedra, Barracas, Núñez, Villa Luro y Liniers. Allí se abonan valores que van desde USD 1.300 hasta USD 3.000 por metro cuadrado.

“Los departamentos de 2 y 3 ambientes son los más demandados. Destaco que gran parte de los compradores provienen del interior del país y, en circunstancias normales, podrían haber optado por alquilar. Sin embargo, debido a la escasez de ofertas de alquiler, optan por hacer el esfuerzo financiero y adquirir una propiedad”, señala Altgelt.

A pesar de la volatilidad del dólar paralelo, se observa un crecimiento en los precios en ciertas zonas de CABA. Como por ejemplo en Belgrano, Palermo, Villa Urquiza y Caballito, donde el valor medio de publicación por m2 experimentó un leve aumento, especialmente en unidades de 1 y 2 ambientes.

Zanelli destaca que “los compradores muestran preferencia por propiedades que cuenten al menos con un balcón, de ser posible al frente, y que sean luminosas. Además, la demanda se inclina hacia aquellas unidades que ofrecen amenities como piscina y parrilla”.

El mercado inmobiliario argentino se presenta con promesas y confianza para 2024. Aunque puedan surgir desafíos, especialmente en el primer trimestre, se vislumbra un periodo de recuperación y crecimiento.

“Esperemos que 2024 marque un punto de inflexión con oportunidades que tienen el potencial de revitalizar el segmento, impulsando la recuperación económica y la estabilidad”, concluye Migliorisi.

Related posts

Claudia Szub ,la númerologa de ArribaBA y la limpieza enérgetica

Protesta piquetera frente a Desarrollo Social en reclamo de trabajo y asistencia alimentaria

Los vuelos regulares podrían volver la próxima semana