17 abril, 2024
infocomunas.com.ar
CIUDAD

“Operativo calor”: puntos de hidratación por toda la ciudad porteña.

El Departamento de Avance Humano y Entorno de la Metrópolis de Buenos Aires, ejecuta el “Plan Caluroso”, con 78 puntos de refresco, donde distribuyen líquido, frutas y barras energéticas gratuitas, en lugares estratégicos de las quince Zonas urbanas porteñas.

Cuando las temperaturas en la Ciudad de Buenos Aires superan los 33 grados, un equipo de voluntarios del Gobierno de la ciudad, auxilian a los habitantes en puntos críticos de aglomeración, sugeridos por la Defensa Civil. Además de proveer líquido y frutas, suministran instrucciones sobre cómo responder ante altas temperaturas, el número de Contacto Social Inmediato de la urbe 108, y el Esquema de Ayuda Médica de Urgencias (SAME) al 107.

Los 78 puntos de refresco están repartidos en los Centros de Inmunización contra el Covid-19, en las Terminales de Retiro, Constitución, la Plaza de República, el Parque de los Infantes y Parque de la Metrópolis, entre otros.

Frente a las elevadas temperaturas se sugiere incrementar la ingesta de fluidos, utilizar atuendo ligero y de tonos pálidos, evitar la exposición solar entre las 10 y 17 horas, hidratar a las mascotas, y disminuir la actividad física durante el día. Las manifestaciones principales que experimenta un individuo con insolación son náuseas, dolor de cráneo, sensación de vértigo, ataques y pérdida de conocimiento, piel encarnada, cálida y seca, respiración y pulso tenues, temperatura corporal entre 41 y 42 grados Celsius. En esta circunstancia, se aconseja solicitar atención médica o, en caso de emergencia, marcar al 107, beber agua fresca, permanecer en un sitio con sombra y sostener la cabeza en posición elevada.

La intensa calidez perjudica a nuestro cuerpo de diversas formas y perturba los procesos biológicos necesarios para mantener la temperatura del cuerpo en los rangos usuales. Uno de los aspectos más significativos es el incremento en la eliminación de agua por medio de la transpiración. Las elevadas temperaturas provocan los siguientes efectos, falta de energía, cansancio, desánimo, pérdida de agua y sustancias electrolíticas a través del sudor, calambres musculares, presión sanguínea baja debido a la expansión de los vasos periféricos, tensión y edemas en las extremidades. Los segmentos más susceptibles ante el calor son los adultos mayores debido a su dificultad para percibir la sensación de sed, y los infantes ya que aún no tienen desarrollado el mecanismo de regulación del calor.

Related posts

La Ciudad se suma a la conmemoración por el día de las mujeres

Info Comunas

La Ciudad realizó una nueva entrega de objetos incautados en delitos 

Los monopatines eléctricos vuelven a las calles porteñas