23 junio, 2024
infocomunas.com.ar
BARRIOS

Buscan reconocer como Patrimonio Cultural la festividad anual de la colectividad coreana en el barrio de Flores

El Cuerpo Legislativo preparó un proyecto para declarar de Interés Cultural la fiesta anual de la colectividad coreana en el barrio de Flores, con el objetivo de promover el turismo, difundir sus tradiciones y revitalizar la economía local.

Los legisladores de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires han propuesto un proyecto de ley en la Legislatura para reconocer oficialmente como Patrimonio Cultural la festividad anual de la colectividad coreana en el barrio de Flores. La iniciativa busca convertir estas celebraciones en un atractivo turístico, permitiendo que los vecinos y visitantes conozcan de cerca las tradiciones, costumbres y gastronomía de esta comunidad.

Según el último censo del Gobierno porteño, más de 30.000 coreanos residen en Argentina, siendo casi la mitad de ellos residentes en la Ciudad de Buenos Aires. El barrio del bajo Flores, ubicado en la Avenida Carabobo, entre la Avenida Eva Perón y Castañares, ha sido el hogar de la comunidad coreana durante más de cincuenta años. La zona, conocida como “Baek-ku” por sus habitantes coreanos, es un lugar donde trabajan, estudian y comparten sus tradiciones. La mayoría de esta comunidad proviene de Corea del Sur, y se dedica especialmente al rubro textil.

Las festividades coreanas se extienden desde el mes de Septiembre hasta Noviembre en el barrio de Flores, y a través de ellas, la colectividad coreana busca destacar su valioso aporte cultural a la Ciudad. En el 2020, se celebraron 55 años desde la primera inmigración coreana a Buenos Aires, marcando un hito en la historia de la comunidad.

Corea del Sur ha emergido como una potencia en la exportación de tecnología, cine y especialmente del K-Pop o Pop Coreano. Este fenómeno mundial ha ganado una enorme popularidad en Argentina, con más de 20.000 fanáticos que se dedican a bailar, estudiar su cultura e imitar su estilo. El barrio coreano del bajo Flores ha sido sede del Campeonato latinoamericano de K-Pop, que atrajo a más de 500 entusiastas que bailaron al ritmo de sus canciones.

Para atraer turistas y resaltar su identidad cultural, el barrio coreano de Flores ha incorporado elementos de estética oriental en su entorno. Murales con paisajes de Corea adornan las esquinas y fachadas de los restaurantes, creando un ambiente único y atrayente. En los últimos años, la gastronomía y la música han sido dos pilares fundamentales para preservar y difundir las tradiciones clásicas de la comunidad coreana en este barrio.

Con este proyecto de ley, se busca no solo reconocer la importancia cultural de la colectividad coreana en el barrio de Flores, sino también potenciar el turismo y la economía local a través de la valoración y difusión de sus tradiciones. La fiesta anual de la colectividad coreana se consolida así como un evento clave en la promoción del patrimonio y la diversidad cultural en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

Related posts

Parque Chacabuco : de la belleza de sus parques al límite con el bajo Flores

La exposición Rural de Palermo reabre con diversidad y entretenimiento

Almagro: Reabre la emblemática pizzería Tuñín