17 abril, 2024
infocomunas.com.ar
SALUD

Enfoque pionero en el Hospital Garrahan utilizando parches de placenta para reparar piel dañada.

El Hospital Garrahan está llevando a cabo una terapia innovadora utilizando apósitos de placenta para reparar la piel dañada.

Esta técnica se ha expandido en todo el país, y el Hospital Garrahan ha sido un pionero en esta práctica desde el año 2001. Estos apósitos ofrecen un doble beneficio al tratar lesiones oculares y quemaduras, al mismo tiempo que aprovechan un tejido que, de lo contrario, sería desechado después del parto.

Los avances médicos continúan marcando tendencia en Argentina, donde el uso de apósitos de placenta humana ha ido ganando terreno de manera destacada. Estos apósitos son eficaces en la reparación de daños oftalmológicos y quemaduras, y se presentan como una solución innovadora con el potencial de transformar la forma en que se abordan ciertas afecciones de la piel.

En la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el Hospital Garrahan se destaca como líder en la implementación de esta terapia novedosa desde el año 2001. Utilizando membranas amnióticas extraídas de placentas humanas donadas por mujeres que han dado a luz por cesárea, el hospital ha estado a la vanguardia de este enfoque revolucionario en la atención médica.

Las placentas humanas demuestran su utilidad más allá de su función biológica durante el embarazo. Estos apósitos de placenta no solo proporcionan una solución médica efectiva, sino que también contribuyen a la utilización responsable de un tejido que, de otra manera, se convertiría en residuo patológico después del parto. Esta estrategia alineada con la sostenibilidad se ha convertido en un componente esencial de esta innovación médica.

La expansión de esta técnica ha encontrado eco en diferentes partes del país, aunque el Hospital Garrahan continúa liderando su implementación. A pesar de la creciente popularidad de los apósitos de placenta, son pocos los centros médicos que se dedican a su producción, destacando el papel visionario del Garrahan en la introducción y desarrollo de esta terapia.

En paralelo a esta tendencia, la Asociación Civil Para el Progreso de la Tecnología Médica de Tejidos – Banco de Tejidos BMA (Amniosbma) ha desempeñado un papel fundamental en la promoción y distribución de los apósitos de placenta en diferentes hospitales de todo el país. Durante seis años, esta organización ha colaborado con diversos establecimientos médicos, llegando a un total de 16 provincias, y centrándose principalmente en áreas como oftalmología, odontología y tratamientos para heridas.

La fabricación de los apósitos de placenta implica una estrecha colaboración entre Amniosbma y siete hospitales que proporcionan el material biológico esencial: las placentas. Estas donaciones se gestionan a través de acuerdos previos y capacitación para garantizar los más altos estándares de calidad y ética en el proceso. Una vez obtenidas las placentas, se inicia un meticuloso procedimiento que culmina en la creación de los apósitos de placenta.

Mariano Berra, farmacéutico y director técnico de Amniosbma, destaca la diversidad de aplicaciones de estos apósitos, desde la atención oftalmológica hasta el tratamiento de quemaduras, úlceras por presión y pie diabético. El proceso de producción involucra una serie de pasos que garantizan la seguridad y la eficacia del producto final, incluyendo un tratamiento antibiótico y un enfoque meticuloso en la calidad.

Este enfoque médico innovador no se limita solo a Buenos Aires. El Banco de Sangre y Tejidos de Misiones también se ha sumado a la tendencia, trabajando en la producción de apósitos de placenta para ampliar las opciones de tratamiento en la región. La coordinadora del área de tejidos, Daniela Cáceres, destaca la importancia de aprovechar las propiedades naturales de la placenta para mejorar la regeneración de la piel y proteger a pacientes quemados.

La colaboración entre el Banco de Sangre y Tejidos y el Hospital Materno Neonatal de Misiones ha sido fundamental para el éxito de este proyecto. La promoción de donaciones de placenta, la capacitación de donantes y la implementación de un proceso riguroso de producción son componentes esenciales de esta iniciativa, que busca ofrecer soluciones médicas de alta calidad a través de una estrategia sostenible y ética.

Related posts

Paro de 24 horas en hospitales porteños por mejores condiciones laborales

La Ciudad abrió la inscripción para vacunar a niños de 6 meses a 2 años contra el Coronavirus

Nación oficializó que el barbijo deja de ser obligatorio, pero los especialistas lo recomiendan en espacios reducidos