17 abril, 2024
infocomunas.com.ar
EDUCACIÓN

La Ciudad anunció el inicio de clases sin protocolos el 21 de febrero

El gobierno porteño informó en una conferencia de prensa que las clases en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires comenzarán el 21 de febrero sin protocolos. Se eliminarán las burbujas y el aislamiento por contacto estrecho en las escuelas, además de no ser obligatorio el uso de tapabocas para alumnos hasta tercer grado. La medida busca favorecer el aprendizaje y generar un ambiente de mayor libertad en las instituciones educativas.

Las autoridades de la Ciudad en una conferencia de prensa realizada en la Escuela Primaria N°11 del Barrio 31, anunciaron que se eliminará el sistema de burbujas y el aislamiento por contacto estrecho en las escuelas porteñas. Además, se comunicó que no será obligatorio el uso de tapabocas para alumnos hasta tercer grado inclusive. Estas medidas forman parte de la estrategia del gobierno porteño para iniciar el ciclo lectivo 2022 de manera más flexible.

Durante la conferencia de prensa, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, expresó: “Vamos a eliminar la palabra protocolo de las escuelas. A partir de ahora no hay más protocolos, no hay más palabras raras”. Con esto, se busca simplificar las medidas restrictivas y brindar un entorno educativo más cercano a la normalidad. Asimismo, se confirmó que ante un caso de Covid 19 positivo en un aula, solo el estudiante o adulto afectado deberá aislarse, evitando así la pérdida de días de clase para el resto de los alumnos.

Horacio Rodríguez Larreta, jefe de gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, detalló que el ciclo lectivo 2022 comenzará el 21 de febrero. Además, se anunció que no se implementará el pase sanitario en las escuelas, permitiendo que cada familia decida de forma libre cuándo vacunar a sus hijos. Estas medidas buscan brindar mayor autonomía y responsabilidad a las familias en el cuidado de la salud de los estudiantes.

En cuanto al sistema de burbujas, Larreta afirmó: “Vamos a eliminar el sistema de burbujas. Hasta diciembre cada aula funcionaba como una burbuja que no tenía contacto con las demás. Eso vuelve a la normalidad. Todos los espacios de interacción van a ser libres”. De esta manera, se busca fomentar la interacción entre los alumnos y recuperar la dinámica habitual de las escuelas.

El jefe de gobierno porteño también anunció que algunas medidas del protocolo dejarán de ser obligatorias y se convertirán en recomendaciones. Entre estas se encuentran la demarcación del sentido de circulación en los pasillos, el ingreso escalonado al inicio de la jornada, las burbujas en los recreos y los turnos en el comedor. Estos cambios buscan generar un ambiente más flexible y adaptado a las necesidades de los estudiantes.

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, fundamentó la decisión de no utilizar tapabocas para alumnos hasta tercer grado, señalando que esta medida favorece el aprendizaje en una etapa clave de la comprensión lectora. Sin embargo, a partir de cuarto grado, el uso de tapabocas será obligatorio dentro del aula. Acuña afirmó que se dejará de tomar la temperatura a los estudiantes en la entrada y que se retomarán los recreos compartidos y la posibilidad de sentarse junto a sus compañeros, promoviendo así un ambiente de alegría y cercanía en el inicio del ciclo lectivo.

Related posts

Amplían el período de inscripción escolar 2022 en Ciudad 

Legisladoras de la Ciudad proponen fortalecer la lucha contra el acoso escolar

La Universidad de Buenos Aires celebra dos siglos de historia educativa